Seguidores

Buscar este blog

Los cuencos tibetanos. Un gran complemento para una clase de yoga.

Publicado por Sabio Martillero domingo, 19 de septiembre de 2010 0 comentarios

Hace unos días tuvimos la oportunidad de usar, en nuestra relajación posterior a la clase de yoga, el cuenco tibetano de un compañero, y la experiencia fue fantástica, de hecho siempre que puede lo trae y se ha convertido en un complemento espiritual y sanador realmente gratificante.
Los cuencos tibetanos son unos cuencos metálicos que están realizados artesanalmente en una aleación de varios metales.Originalmente de siete metales sagrados; oro, plata, mercurio, cobre, hierro, estaño y plomo.y tienen una forma y un temple especiales que les permite sonar al ser frotados en su borde con una vaqueta de madera. Producen una gama de sonidos armónicos o sobretonos (un sonido fundamental del cual se desprenden otros más agudos que guardan una relación armónica entre sí) y tienen una sonoridad que perdura por largo tiempo expandiéndose por todo el ambiente, cambiando la vibración de su entorno.


La terapia del sonido se fundamente en este principio de “resonancia en simpatía o solidaria”. El término resonancia se refiere al índice vibratorio de un objeto, y la resonancia solidaria o en simpatía se refiere al hecho de que un objeto vibrante provoca una vibración acompasada en otro; dicho de otro modo, el índice de vibración de un objeto se iguala al índice de vibración de otro objeto. Así es como actúa la cimática, y a esto se debe también el hecho de que algunas cantantes de ópera sean capaces de romper objetos de cristal con sus voces, o de que el ruido de los vehículos en circulación provoque el traqueteo de sus muebles. Ya hemos demostrado que cada parte del cuerpo y sus campos están vibrando. Es, pues, lógico que cada parte del cuerpo, se trate de un órgano o de un chakra, tenga una frecuencia (índice de vibración) óptima, sana. Cuando estamos enfermos, se debe a que alguna parte de nosotros no está vibrando en armonía consigo misma, con las demás partes o con el entorno. Esta disonancia o enfermedad puede sanarse con sonido y voluntad (intención)‚ devolviendo a las partes enfermas su frecuencia sana.

Los cuencos tibetanos tienen un inconfundible efecto sobre las personas. Debido a esto, se utilizan cada vez más con fines terapéuticos ya que al dirigir el sonido correcto hacia nosotros mismos, o hacia la persona que desea ser curada, podremos regresar a una vibración óptima, sana.

Algunos de los modos en que el sonido puede ayudar en la sanación:

1) Alivio del estrés y la ansiedad
2) Mejora de la concentración
3) Mejora de la creatividad
4) Mejora de la visión (física, mental y espiritual)
5) Equilibrio de los hemisferios cerebrales
6) Restablecimiento del equilibrio del sistema endocrino mediante la vibración de la hipófisis o pituitaria.
7) Alivio de la sinusitis y los dolores de cabeza
8) Estímulo de la actividad de las ondas alfa o meditación profunda
9) Aumento de la energía por medio de la estimulación del líquido cefalorraquídeo (posiblemente la forma física de la energía kundalini)
10) Equilibrio y limpieza de los chakras y del aura (y los órganos y glándulas correspondientes)
11) Limpieza del entorno
12) Fácil acceso a la intuición y a la conciencia superiores

Te recomiendo un libro...

Publicado por Sabio Martillero viernes, 17 de septiembre de 2010 0 comentarios

Hola a todos. Espero que perdonéis mi "piarda" del pasado fin de semana, pero es tanto lo que os quiero contar y, algunas cosas, tan en profundidad, que realmente necesito disponer de bastante tiempo cada vez que me siento delante de mi ordenador.
Sin embargo, llevo tiempo queriendo colgar contenidos un poco más livianos a la par que interesantes ya que, ni todo el mundo, ni en todo momento, tiene ganas de entrar en un concepto complicado para "comerse el coco".
En fin, que una de las soluciones más comunes y fáciles como la de comentar y recomendar (o no) libros resulta que es la última que se me ha ocurrido a pesar de que merece la pena, así que, sin más dilación, pasamos al tema.
Y como no podía ser de otra forma, mi primera recomendación es de un autor, del que cualquiera de sus libros sé que merece la pena, y se trata de Deepak Chopra.
Este hindú-americano afincado en el país del chicle y las hamburguesas, es uno de los mayores divulgadores de yoga y espiritualidad de los últimos tiempos y tiene además una gran capacidad de transmitir sus conocimientos a niveles comprensibles para todos.
Además siempre deja caer alguna explicación de forma que se note que es médico, lo que apoya sus aportaciones sobre los beneficios físicos del yoga, meditación, etc...
Cualquiera de sus libros es muy recomendable sobre todo para los que se inician en el yoga, la espiritualidad, la meditación, etc...
Yo he leído "Las 7 leyes espirituales del yoga" que llega incluso a proponer ejercicios y conjuntos de ejercicios para practicar diariamente, muy bien explicado y con fotos.
El muy fácil de leer, no demasiado extenso pero abarcando todo lo necesario para quien se inicia en el yoga y muy entretenido.
Ni que decir tiene que si alguien quiere recomendarme algún libro o autor sobre el que tratar, no tiene más que mandarme lo que quiere decir o su recomendación, que prometo atender.
Espero que os guste.
Namaste.

Nuestro vehículo dentro del universo

Publicado por Sabio Martillero domingo, 5 de septiembre de 2010 0 comentarios

En ocasiones tiene uno la oportunidad de ver lo grande bello y perfecto que es el universo, y en comparación con ello nos damos cuenta de las nimiedades que, muchas veces, invaden nuestra mente y penalizan nuestro carácter.
El vídeo del enlace no os lo podéis perder. Se trata de una grabación de larga exposición del cielo del observatorio astronómico del Teide, en las Islas Canarias.
Al ver pasas las estrellas con ese movimiento tan majestuoso y perfectamente continuo, nos damos cuenta de lo pequeños que somos en el universo y lo grande que es que estemos vivos y que tengamos la conciencia para poder apreciarlo.
Tomad un minuto, respirad tranquilamente y deleitaros con las vistas.

http://www.tierrayestrellas.com/cielosdelteide/animaciones.htm

Gracias a Pedro y a su antiguo profesor, Jose Antonio por enviarme este enlace.

Namaste