Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog

Te voy a recomendar otro libro...

Publicado por Sabio Martillero sábado, 27 de noviembre de 2010 0 comentarios

Hoy he terminado de leer otro libro y te lo recomiendo, no solo por lo cortito y fácil de leer, ya que es algo complicado de entender, si te centras en las palabras solamente.
El "Tao Te King" de Lao Tse.
Este libro escrito hace 2600 años aproximadamente, y en una estructura (al menos en la traducción) parecida a versos, viene a recordarnos cosas que, quizás por el condicionamiento del entorno en el que nos vemos sumergidos y el entrenamiento y programación mental diaria a los que nos dejamos someter para poder manejarnos en él, lo grande que es aquello que no podemos percibir por nuestros sentidos pero que muy en el fondo sabemos que está ahí, pertenecemos a él y algún día regresaremos.
Es esa sensación la que, si la tienes presente durante la lectura, te permite entender más frases de las que en un primer momento creías que podrías.
Prácticamente es una descripción de qué es y como hacer para encontrar el lugar último de ubicación espiritual al que se puede llegar, por ejemplo, con la meditación, el "Tao", aquél que se aleja más cuanto más intentes llegar a él...
Con frases como "pretender coger algo y sujetarlo con fuerza, no se logra por mucho tiempo",  o "donde la fe no es suficiente no hallarás fe", te insisten una vez más en que la realidad es más grande e importante que nuestra percepción de ella.
Namaste

la segunda experiencia reciente, digna de un dulce recuerdo por mucho tiempo, fue el concierto de Deva Premal, su Miten y Manose de acompañantes.
A mí se me olvidó hasta el zumbido de estática que tenía uno de los altavoces del teatro Alameda cuando empezaron con sus mantras.
La voz de Deva se diría que suena aún más dulce y cautivadora que en sus discos y, realmente llega a tu interior.
Ese ambiente el cachondo de Miten (su pareja, que toca la guitarra, canta y hace coros), va gastando sus simpáticas bromas y hace participar al público, sobre todo en los coros de las canciones.
Levanta a los hombres, luego a las mujeres, hace que cada grupo cante una frase distinta, pide participación en muchas canciones, en fin, logran una atmósfera de cordialidad y de admiración del sonido francamente agradable. Realmente es casi una meditación.
Ni que decir tiene que cuando los hombres cantan una frase y las mujeres otra casi solapada con ellos, se forma un coro global con un sonido casi mágico que se eleva y te eleva, produciéndote una verdadera sensación de acercamiento al prójimo.
La electrónica que llevan para la música, y se nota que solo es para eso, la esperaba, pero las canciones de Miten y algunas de sus letras, junto con la belleza de las flautas de Manose, me cogió por sorpresa, y fue un verdadera placer.
En fin, la primera vez que vienen a España, y lo hacen a Málaga. Espero que se sintieran a gusto (ellos dijeron que sí) y que vuelvan, porque la siguiente no me lo pierdo.
Lo único que siento es que es un concierto en el que el agradecimiento se muestra con el silencio del que siente y medita sobre el mantra que escucha, y me faltó agradecerles lo que hicieron enrojeciendo mis palmas con largos minutos de dedicados aplausos.
Sin embargo, cuando acaba el concierto y ves que se abrazan, mientras 500 espectadores saborean con una sonrisa los efectos meditativos de un bello mantra, comprendes que sobran los aplausos...
En la etiqueta de "música" que hay a la derecha, si presionas y bajas un poco, podrás escuchar una pequeña muestra de esta maravilla de música.
Namaste

Dos grandes experiencias. Meditación de Amma.

Publicado por Sabio Martillero viernes, 22 de octubre de 2010 0 comentarios

Llevo algún tiempo queriendo compartir con todos aquellos que queráis una experiencia que me pareció digna de ello, y tras tanto tiempo tengo la fortuna de poder añadir el concierto de Deva Premal del pasado martes 19, aunque esto será en un próximo artículo.
Como digo el pasado 25 de septiembre tuve la ocasión de asistir a un taller de meditación, concretamente sobre el método IAM de la gurú Amma.
Para empezar puedo deciros que viendo la fecha me parece mentira que solo lleve un mes practicándola.
La técnica es estupenda y además me pareció que las precauciones que tomaron los voluntarios de la fundación Filokalia para que no se transmita con el fin de que no se gane dinero enseñándola y sobre todo que no se desvirtúe y acabe siendo otra cosa distinta de lo que Amma enseñó, me pareció un poco firme, pero con la mejor de las intenciones y yo apoyo totalmente la iniciativa.
La experiencia es totalmente recomendable, el hotel escogido fue agradable y la zona fantástica (Torrox y sus estupendas playas). Los voluntarios se entregaron totalmente a la cocina y a nuestras comodidades y tuve la ocasión de probar una bebida francamente rica como es el chai que es un te con especias qaue por la mañana te pone las pilas buen puestas.
El ambiente para los no hinduístas como yo creo que era digno de adoptar por cualquier otro grupo ya que la apertura a cualquier idea u opción era plena y los seguidores de Amma aprovecharon para hacer sus rituales y plegarias sin más dedicación a los que no compartían la ceremonia que su invitación a quien quisiera disfrutarla y su comprensión a quien no.
Es un grupo cuya finalidad es el crecimiento espiritual a través del servicio y la comprensión hacia los demás, con lo que la sensación de apertura y libertad es grande, si bien yo soy más de apoyar a cualquier grupo en sus actos cuando me siento bienvenido.
En fin, si alguien dudó de asistir al curso, que no lo haga para la próxima vez porque merece la pena.
Tanto es así que solo os he dicho que la técnica de meditación me parece buena y realmente siento que lo es, así que ahí tenéis otro motivo para la próxima.
Namaste

Música para hacer yoga... o alimentar el alma

Publicado por Sabio Martillero sábado, 9 de octubre de 2010 0 comentarios

Hace unos días me compañera de yoga Marina había puesto en su clase una melodía clásica que hacía tiempo que no escuchaba y con la que se pueden tener momentos de yoga o de paz francamente agradables.
La pieza, que por supuesto os dejo para que oigáis es el Adagio de Albinoni, que fue un compositor del barroco   del que se graba mucho pero se sabe poco.
Esta canción es de esas que me hace pensar que la música clásica tiene algo distinto al resto de la música, sobre todo, la contemporánea (y eso que a mí me encanta esta última).
Realmente parece que la música clásica toca el alma, realmente la sensación de paz y la armonía con cualquier cosa relacionada con el crecimiento del alma es absoluta y da que pensar sobre la sensibilidad y la clase de genios que la componían.
En cualquier caso, dedicaros unos minutos que os los merecéis.

Te recomiendo un libro... "La meditación como medicina"

Publicado por Sabio Martillero domingo, 3 de octubre de 2010 0 comentarios

Este es un libro que no puede tener un título más adecuado.
Su autor principal, Dharma Singh Khalsa, es un médico norteamericano que adoptó la religión Sikh (a los que reconoceréis por su turbante) la cual proviniendo de la India no podía más que tener muchos puntos cercanos al Yoga en algunas de sus costumbres y de sus rituales.
Este Doctor expone, de una forma muy comprensible, multitud de estudios y razones científicas para entender la influencia positiva de la meditación (y también, de pasada, del Yoga), tanto en la mente como en el cerebro y el cuerpo, justificando además razones médicas sobradas con respecto a la ayuda que supone la meditación a la curación.
Además adopta una visión totalmente realista remarcando constantemente que la meditación es un apoyo al tratamiento médico o, incluso, una herramienta más para la curación, pero nunca una terapia sustitutiva de un tratamiento.
Expone finalmente varios tipos de meditación orientados a los kriyas, a los que creo que son muy aficionados los Sikh, y que no son más que meditaciones combinadas con pequeños movimientos y/o ejercicios de respiración asociados también a mantras recitados verbal o mentalmente, según el kriya.
Para aquellos que no lo sepan, meditar no es más que acallar la mente y dejar de producir pensamientos, lo que se puede conseguir de multitud de formas, siendo las más comunes, bien simplemente entrando en silencio mental (lo cual es tremendamente difícil), bien realizando alguna actividad sencilla y repetitiva que capte totalmente la atención eliminando la generación de pensamientos compulsivos (a lo que llamo ruido mental).
Se trata de un libro fácil de leer, lleno de historias, ejemplos y gráficos para usar, con el que investigar un poco sobre la meditación incluso, quien sabe, encontrar una técnica adecuada para tu meditación.
Espero que os guste.
Namaste.

Yoga en París. Al menos una fotillo, que menos es nada.

Publicado por Sabio Martillero sábado, 2 de octubre de 2010 0 comentarios

Mi profe Pedro sigue dando paz y flexibilidad allá donde va haciendo su asana para cumplir tal fin.
Y la verdad es que tiene una colección de cierta importancia y de la que somos testigos desde este blog.
Os presento por tanto una foto muy esperada por mí este verano.
Un cuervo en París, creo que en Versalles, ¡ y qué menos para una asana que transmite fuerza y equilibrio!.


Los cuencos tibetanos. Un gran complemento para una clase de yoga.

Publicado por Sabio Martillero domingo, 19 de septiembre de 2010 0 comentarios

Hace unos días tuvimos la oportunidad de usar, en nuestra relajación posterior a la clase de yoga, el cuenco tibetano de un compañero, y la experiencia fue fantástica, de hecho siempre que puede lo trae y se ha convertido en un complemento espiritual y sanador realmente gratificante.
Los cuencos tibetanos son unos cuencos metálicos que están realizados artesanalmente en una aleación de varios metales.Originalmente de siete metales sagrados; oro, plata, mercurio, cobre, hierro, estaño y plomo.y tienen una forma y un temple especiales que les permite sonar al ser frotados en su borde con una vaqueta de madera. Producen una gama de sonidos armónicos o sobretonos (un sonido fundamental del cual se desprenden otros más agudos que guardan una relación armónica entre sí) y tienen una sonoridad que perdura por largo tiempo expandiéndose por todo el ambiente, cambiando la vibración de su entorno.


La terapia del sonido se fundamente en este principio de “resonancia en simpatía o solidaria”. El término resonancia se refiere al índice vibratorio de un objeto, y la resonancia solidaria o en simpatía se refiere al hecho de que un objeto vibrante provoca una vibración acompasada en otro; dicho de otro modo, el índice de vibración de un objeto se iguala al índice de vibración de otro objeto. Así es como actúa la cimática, y a esto se debe también el hecho de que algunas cantantes de ópera sean capaces de romper objetos de cristal con sus voces, o de que el ruido de los vehículos en circulación provoque el traqueteo de sus muebles. Ya hemos demostrado que cada parte del cuerpo y sus campos están vibrando. Es, pues, lógico que cada parte del cuerpo, se trate de un órgano o de un chakra, tenga una frecuencia (índice de vibración) óptima, sana. Cuando estamos enfermos, se debe a que alguna parte de nosotros no está vibrando en armonía consigo misma, con las demás partes o con el entorno. Esta disonancia o enfermedad puede sanarse con sonido y voluntad (intención)‚ devolviendo a las partes enfermas su frecuencia sana.

Los cuencos tibetanos tienen un inconfundible efecto sobre las personas. Debido a esto, se utilizan cada vez más con fines terapéuticos ya que al dirigir el sonido correcto hacia nosotros mismos, o hacia la persona que desea ser curada, podremos regresar a una vibración óptima, sana.

Algunos de los modos en que el sonido puede ayudar en la sanación:

1) Alivio del estrés y la ansiedad
2) Mejora de la concentración
3) Mejora de la creatividad
4) Mejora de la visión (física, mental y espiritual)
5) Equilibrio de los hemisferios cerebrales
6) Restablecimiento del equilibrio del sistema endocrino mediante la vibración de la hipófisis o pituitaria.
7) Alivio de la sinusitis y los dolores de cabeza
8) Estímulo de la actividad de las ondas alfa o meditación profunda
9) Aumento de la energía por medio de la estimulación del líquido cefalorraquídeo (posiblemente la forma física de la energía kundalini)
10) Equilibrio y limpieza de los chakras y del aura (y los órganos y glándulas correspondientes)
11) Limpieza del entorno
12) Fácil acceso a la intuición y a la conciencia superiores