Seguidores

Buscar este blog

La otra gran experiencia de las dos del artículo anterior. Creías que me olvidaba ¿eh?

Publicado por Sabio Martillero sábado, 13 de noviembre de 2010

la segunda experiencia reciente, digna de un dulce recuerdo por mucho tiempo, fue el concierto de Deva Premal, su Miten y Manose de acompañantes.
A mí se me olvidó hasta el zumbido de estática que tenía uno de los altavoces del teatro Alameda cuando empezaron con sus mantras.
La voz de Deva se diría que suena aún más dulce y cautivadora que en sus discos y, realmente llega a tu interior.
Ese ambiente el cachondo de Miten (su pareja, que toca la guitarra, canta y hace coros), va gastando sus simpáticas bromas y hace participar al público, sobre todo en los coros de las canciones.
Levanta a los hombres, luego a las mujeres, hace que cada grupo cante una frase distinta, pide participación en muchas canciones, en fin, logran una atmósfera de cordialidad y de admiración del sonido francamente agradable. Realmente es casi una meditación.
Ni que decir tiene que cuando los hombres cantan una frase y las mujeres otra casi solapada con ellos, se forma un coro global con un sonido casi mágico que se eleva y te eleva, produciéndote una verdadera sensación de acercamiento al prójimo.
La electrónica que llevan para la música, y se nota que solo es para eso, la esperaba, pero las canciones de Miten y algunas de sus letras, junto con la belleza de las flautas de Manose, me cogió por sorpresa, y fue un verdadera placer.
En fin, la primera vez que vienen a España, y lo hacen a Málaga. Espero que se sintieran a gusto (ellos dijeron que sí) y que vuelvan, porque la siguiente no me lo pierdo.
Lo único que siento es que es un concierto en el que el agradecimiento se muestra con el silencio del que siente y medita sobre el mantra que escucha, y me faltó agradecerles lo que hicieron enrojeciendo mis palmas con largos minutos de dedicados aplausos.
Sin embargo, cuando acaba el concierto y ves que se abrazan, mientras 500 espectadores saborean con una sonrisa los efectos meditativos de un bello mantra, comprendes que sobran los aplausos...
En la etiqueta de "música" que hay a la derecha, si presionas y bajas un poco, podrás escuchar una pequeña muestra de esta maravilla de música.
Namaste